Desarrollan una nueva técnica para detectar la bacteria de la meningitis en recién nacidos

Científicos de la Agencia de Protección a la Salud de Reino Unido (HPA, en sus siglas en inglés) han desarrolla un análisis que permite detectar de forma "rápida y precisa" la bacteria estreptococo del grupo B (EGB) o 'streptococcus agalactiae', causante de la meningitis en recién nacidos.



Actualmente la bacteria se detecta tomando muestras de sangre, pero el análisis es lento y no siempre es preciso. Además, si la infección no se trata de forma inmediata con antibióticos puede causar inflamación de las meninges (las membranas que recubren el cerebro), septicemia (envenenamiento de la sangre), neumonía y muerte del recién nacido.

Sin embargo, esta nueva prueba, que consiste en un análisis que detecta si la bacteria está presente en muestras de sangre o líquido cefalorraquídeo, ofrece resultados en menos de dos horas, según los resultados presentados en la revista 'Journal of Medical Microbiology'.

Las bacterias de EGB son parte de la flora normal del tracto intestinal y vaginal y se calcula que entre 20 y 40 por ciento de las mujeres las tienen.

El problema de estos microorganismos es que pueden vivir en estos ambientes sin causar daño y, durante el embarazo, han demostrado su capacidad para transmitirse de la madre al bebé y causar infecciones severas en el recién nacido.

Como la madre que tiene la bacteria no presenta síntomas, a menudo el patógeno sólo se detecta cuando el niño nace y para entonces es probable que la EGB ya esté causando meningitis, septicemia o neumonía.

Por ello, según ha reconocido a la BBC la principal autora del estudio, Aruni de Zoysa, "si conseguimos que los médicos diagnostiquen la infección de EGB de forma rápida y precisa, será posible que el tratamiento antibiótico comience más pronto". Esto es posible, según argumenta, a que está basado en la detección de ADN.

El análisis todavía está en las primeras etapas de desarrollo y aún deberán llevarse a cabo más estudios para que esté disponible en la clínica.

Pero como ha insistido esta experta, "la detección rápida y precisa de EGB es crucial para reducir el riesgo de muerte de infantes debida a la infección de EGB".

Actualmente varios equipos de investigadores están trabajando en el desarrollo de una vacuna para proteger a las madres y sus recién nacidos de la infección de EGB y algunos expertos de Reino Unido y Estados Unidos están pidiendo a las autoridades establecer una prueba rutinaria para todas las mujeres durante el embarazo para detectar la presencia de EGB.

Fuente: telecinco.es

Tráfico Semanal

Follow by Email